jueves, 20 de febrero de 2014

Hace tiempo leí una noticia sobre un estudiante en Estados Unidos que había sido capaz de crear una pistola en su casa con una máquina de impresión 3D. Si os soy sincero me quede pensativo un rato porque no llegaba a comprender bien cómo lo había podido haber hecho pero pronto enfoque mis pensamientos a otras cosas. Sin embargo hoy me he quedado alucinado con la siguiente noticia: Impresora 3D gigante capaz de construir una casa en un día.
La tecnología de impresión se llama 'contour crafting' y ha sido desarrolla por la Universidad del Sur de California. La impresora 3D para la construcción de una casa funciona como una impresora habitual, aunque recuerda a un robot que tiene una grúa con un tubo por el que sale hormigón. Poco a poco la máquina se va moviendo siguiendo el esquema cargado en el sistema y forma capas, de la misma manera que una impresora 3D normal.
 
 
El coste de las impresoras 3D es muy variable quizás todavía sea caro pero como todas las cosas tecnologicas con el paso del tiempo su coste ira decreciendo y su tecnología sera cada vez mayor. Llegaremos por lo tanto a una masificación de esta nueva tecnología pudiendo cada uno de nosotros crear nuestros propios diseños desde nuestra casa. Es por ello que muchos expertos hablan de una nueva revolución tecnológica e industrial.
 
Cada vez más personas están tornando sus ideas en realidad y llevándolas al mercado mucho más pronto y por un costo más bajo. Enviar diseños digitales por Internet a las fábricas reduce los costes,  y acorta las cadenas de suministro. Los objetos que se están produciendo no son sólo las tradicionales artesanías en plástico y madera sino dispositivos de alta tecnología e inventos que se están vendiendo por millones produciendo millones de dólares.
 
La tecnología digital está reduciendo los costes de diseño y manufacturación considerablemente. Estamos ante una nueva era de manufactura eficiente y flexible y pronto casi todos nosotros dispondremos de una impresora 3D en nuestra casa para poder crear casi cualquier cosa. Será la revolución del hágalo usted mismo: haremos o buscaremos las plantillas en Internet, meteremos los datos en nuestro ordenador y pulsaremos el botón de imprimir en 3D. Suena bastante fácil!!
 
¿Alguno de vosotros tiene ya una impresora 3D? Por favor compartir vuestra experiencia o simplemente comentar que opináis sobre esta futura revolución.
 
 
 


0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada